Estevan Florial nació en Barahona pero no tiene documentación de RD; quiere ser elegible para draft Lidom

SANTO DOMINGO.- Todo pelotero dominicano tiene un sueño: jugar en el torneo de Béisbol Profesional Dominicano (Lidom), sin embargo, Estevan Florial, nació en Barahona, pero no tiene documentación dominicana, por lo que no puede ser elegible en el draft de novatos.
Florial, de padres haitianos, como muchos ilegales que viven en el país no se preocuparon por sacarle los documentos oficiales al joven, que tuvo que irse a Haití a firmar, en un proceso de firma que en primera instancia era de un bono de más de un millón de dólares, pero que luego solo lo firmaron por $200 mil dólares, narra Enrique Rojas, para ESPN.
En el 2014, los Yankees lo firmaron como un prospecto dominicano llamado Haniel d’Oleo, pero el contrato fue anulado después que la investigación de rigor mostró que el certificado de nacimiento tenía incongruencias. La madre de Forial había usado el acta de nacimiento de un primo de su hijo para poder inscribirlo en la escuela en República Dominicana.
“Me siento bien de poder estar aquí, al lado de todas estas estrellas, poder jugar con ellos. Me siento bien, agradecido de la vida”, dijo Florial a ESPN.
Un prospecto no protegido en el roster de 40, Florial bateó de 2-1 con un robo y dos carreras anotadas en el triunfo de Nueva York 5-1 sobre Atlanta Braves el martes. En 16 turnos durante la actual pretemporada, batea .313 (16-5) con cuatro anotadas y tres bases robadas, aprovechando que el centerfield titular de Nueva York, Aaron Hicks, está fuera de acción con molestias en la espalda baja.
Florial, de 21 años, es un jardinero central y bateador zurdo con tremendas habilidades para causar impacto en todas las áreas del juego. De acuerdo con los evaluadores, sus herramientas de poder, velocidad y fuerza para tirar la pelota son superiores, pero necesita seguir aprendiendo a reconocer la zona de strike.
Una operación de la mano derecha en mayo afectó su desempeño del 2018, cuando de todos modos bateó .283 con 29 extrabases y 16 robos en 84 partidos en tres niveles, incluyendo Clase A fuerte.
“Hasta que no acaben los entrenamientos no sabré dónde jugaré, es algo que no puedo controlar. Lo único que puedo controlar es tratar de dar lo mejor, no importa donde sea”, dijo Florial.
El jugador fue suspendido un año por falsificación de identidad por la oficina del comisionado y no fue elegible hasta que su madre logró conseguir un documento, en Haití, que dejó satisfechos a los Yankees y a las Grandes Ligas.
“Todavía sigo en lo mismo. No he sido sorteado en la Liga Dominicana, cosa que quisiera, pero que dado las circunstancias no se ha podido. Algún día, ojalá que tenga la oportunidad de jugar [en Lidom] ya sea como nativo o como si fuera importado”, dijo Florial.
“Es muy importante. Desde que uno es niño lo único que uno quiere es jugar en Lidom y tratar de que nuestros familiares nos vean, especialmente mi mamá que nunca me ha visto en un estadio”, dijo.
Los Yankees tienen a Florial en los campos de entrenamientos, sin embargo, es claro que bajará a ligas menores. En caso de ser subido a Grandes Ligas este año, el chico sería el primer haitiano en subir a las mayores.
“Ha sido difícil. Lo único que conozco es República Dominicana. Y aunque no tenga la nacionalidad me siento orgulloso de haber nacido allí y aunque no me reconozcan como dominicano me siento bien por ser parte de Dominicana”, agregó Florial.
“Sinceramente, no sé qué tan cerca estoy de las Grandes Ligas, pero sería una bendición, no solamente poder representar a los Yankees, si es que subo con ellos, sino también, ya sea dominicano o haitiano, [también] me sentiré orgulloso por eso”, dijo.
Share on Google Plus

AlMismoTiempo.com

0 comentarios:

Publicar un comentario

CONTACTOS

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *