Raquel Arbaje dice transformará Despacho Primera Dama para evitar duplicidad de funciones

SANTO DOMINGO. – Raquel Arbaje, esposa del presidente electo Luis Abinader, dijo este miércoles que pretende transformar el Despacho de la Primera Dama en un espacio con presupuesto modesto para evitar la duplicidad de funciones.
Arbaje dijo que desde hace un año le dijo a su esposo, “Luis yo seré la primera dama pero no quiero manejar grandes presupuestos,  yo entiendo que soy una persona preparada pero no quiero manejar fondos tan numerosos, porque se hace una duplicidad de funciones, con relación a los oficios ejercidos por los ministerios.
“El despacho será una oficina modesta, tendrá cierta cantidad de recursos, puesto que es una  instancia técnico administrativa de la Presidencia, se apoyarán planes junto a los ministerios y donde el presidente lo necesite”, aseguró Arbaje al ser entrevistada por Carolina Santana en su espacio La Gran Pregunta.
En ese orden, indicó que no quiere populismo, no quiere un presupuesto de 900 millones de pesos, ni un despacho con cientos de empleados, ni llamarme a sí misma “la Primera Dama de la República” ni vestir siempre elegante porque su interés es estar de cerca con las personas.
“Yo quiero que el gobierno funcione, no lucirme yo “¡ay la primera dama!”. La primera dama somos todas las mujeres dominicanas”, aseguró.
“Ya empezamos el proceso de transición, y reitero que me fajaré, porque no quiero ser primera dama de andar solo linda, ¡Claro! hay que representar a la mujer dominicana, no obstante quiero ser la que vaya a los hospitales, que tenga una colita, que se acerque a la gente, sin ser populista”, señaló al ser cuestionada sobre rol al lado de Abinader, quien a partir de este 16 de agosto toma las riendas del país. 
En ese sentido, la también administradora resaltó su vocación de ayudar al otro, al tiempo que dijo que le gustaría trabajar con personas con problemas psiquiátricos, porque siempre me ha gustado el sector Salud.
Asimismo, Arbaje aseguró que el cambio tan prometido durante la campaña de su esposo se basa la humildad, servicio y prudencia.
“¿Qué si me gusta la política? Ella me agrada porque es la más alta forma de la caridad, pero es un arma de doble filo porque no me gusta la vida partidaria, porque hay que tener mucha conciliación, y tal vez tus principios, en ciertos momentos, deben saber jugar para hacer la cosa bien”, manifestó.
Con respecto al gobierno de cambio que proyecta, dijo que no pueden permitir “bocinas”, ya que  la prensa debe ser libre, “el periodismo debe darnos las críticas de que los estamos haciendo en este mandato, para saber lo que la gente piensa, por eso quiero tener más libertad para tener más contacto con el pueblo”.
De cara al  próximo gobierno, “deseamos durar el tiempo que nos permita el pueblo, porque como dice Luis, esta oportunidad de gobernar la República Dominicana es la plataforma para las nuevas generaciones”, sostuvo.
Finalmente, Arbaje señaló que uno de rectos más temidos ha sido el cúmulo de deudas que invade el país, pero “trabajaremos para solucionarlas, así como crear la impronta de independizar el Poder Judicial y que cada dominicano tenga un techo digno”.

Share on Google Plus

AlMismoTiempo.com

0 comentarios:

Publicar un comentario

CONTACTOS

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *