Infancia contra la pared

Por Eilyn Segura, especial
Para Almismotiempo.com  

Si bien es cier­to que la músi­ca es el arte de bien combinar los sonidos con el tiempo y que la niñez representa la etapa más importante para el sano crecimiento de los seres humanos y forjar en ellos valores frente a la vida y al futuro, me llama a preocu­pación la ola que arropa a niños, niñas y adolescen­tes de mi país en los dife­rentes escenarios sociales.

Es una ola “musical” nociva, cargada de vulga­ridad, depravación e inci­tación a conductas no pro­pias de un infante ni de un ciudadano que quiere desarrollarse por la vía del bien hacer y del ser que tra­za sus pasos bajo la nube de la ética y el respeto.

¿Qué podemos hacer? sería la gran pregunta an­te esta situación que va in­toxicando los sentidos de quienes representan la es­peranza del mañana. Es un asunto complejo porque si partimos de la realidad de los exponentes de esos con­tenidos, nos damos cuen­ta de que ellos también son producto de un sistema so­cio-familiar que urge ser in­tervenido y rescatado con programas y medidas que toquen el seno del hogar, que apunten a otra direc­ción y forma de desarrollo.

No es de ignorar que muchos apuntan al tiro de suerte para cantar lo que sea que llame la atención y de esta forma posicionarse en las comunidades digit­les, sobre todo en YouTube, buscando un escape econó­mico con la rentabilidad de las reproducciones.

Nunca es muy tarde pa­ra comenzar. Por esto quie­ro respetuosamente llamar la atención de los organis­mos y organizaciones sin fi­nes de lucro vinculados al arte, la cultura, la infancia, la industria de la música y la familia, a ponderar el tema como una necesidad urgen­te que debe ser atendida.

Es necesario adoptar me­didas correctivas que sa­quen de circulación radial, visual y digital esas “com­posiciones” que envenenan la inocencia y que ponen un gris en el matiz colorido de los pensamientos, palabras, imitaciones y repeticiones propias de la infancia.

Son muchas las estrate­gias y medios de los cuales disponemos para fomentar una cultura de valores e ir en recate de nuestra niñez, que ante esta situación, se encuentran atrincherados contra la pared.
Share on Google Plus

AlMismoTiempo.com

0 comentarios:

Publicar un comentario

CONTACTOS

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *