Frutas navideñas llegarán a tiempo pero a un precio más alto

SANTO DOMINGO.-El presidente de la Asociación de Navieros de la República Dominicana, Teddy Heinsen asegura que se pueden tener a tiempo productos como las uvas y manzanas, entre otras frutas, de amplio consumo en la época navideña.

“Hay ciertas cosas que posiblemente se puedan traer a tiempo, como las frutas de navidad, pero el precio será muy diferente a los años anteriores”, advirtió el líder de los navieros.

Explicó que “eso se debe a que, hay que pagar un flete extravagante para moverlo en ferrocarril dentro de los Estados Unidos, y los fletes desde Nueva York y Houston, de por sí, han subido, aunque no en la misma magnitud que los de China, pero han subido debido que el combustible bunker que utilizan está mucho más caro, y a situaciones de las líneas que tienen que utilizar barcos más caros, porque los que había se lo han llevado para China”.

Sostuvo que las navieras han tenido que alquilar barcos para tratar de enfrentar la situación que se ha creado.

“Pero posiblemente donde más nos afecte es en las materias prima. En el caso de las materias prima es probable que de muchos inconvenientes traerlas a tiempo, y si no, mucho más cara que lo que se compraba anteriormente”, señaló Heinsen.

Dijo que en el caso de los productores de materiales plásticos ha resultado muy difícil para los importadores conseguirlo a tiempo, lo que significa que muchas personas que trabajan en eso tengan dificultades en las fábricas para operar sin materia prima.

Agregó que otras materias primas que se utilizan para desayuno como el salami y la papa importada, también enfrentará inconvenientes. Adelantó que todo lo que provenga del exterior con permiso de importación que se han otorgado ahora, van a tener dificultades porque ya todos los barcos, antes de la navidad, están llenos.

Argumentó que no se puede hacer una reserva adicional simplemente para conseguir una oportunidad y traer una mercancía, en conclusión hay alimentos que no podrán venir en navidad como se estila en otros años, aunque se trata de productos de una calidad que no es los que la población consume cotidianamente.

Advirtió que la crisis que existe en la cadena de suministros se mantendrá, por lo menos, durante un año más.

Teddy Heinsen atribuyó dicha crisis a la parálisis que experimentó el mundo como consecuencia de la pandemia del coronavirus.

Heinsen dijo que como consecuencia de esa situación los volúmenes de cargas llegaron a disminuir hasta en un 20 por ciento, y las navieras salieron de barcos antiguos que tenían y no podían operar, pero de repente, cuando abrió China, comenzaron a exportar, y esas exportaciones subieron por encima a lo que se había proyectado el año anterior, y no hubo capacidad para dar respuesta a esa situación.

Entrevistado por Héctor Herrera Cabral en el programa ´AGENDA, el empresario naviero dijo que todavía no hay capacidad para mover toda la producción que se está generando en China, que está “etaponando” los puertos que no tienen la capacidad de manejar esos volúmenes de cargas, no pueden despachar los contenedores vacíos hacia su destino final, principalmente los de Estados Unidos, y los europeos ya están en una situación parecida.

Agregó que eso está provocando retrasos sustanciales con respecto a los itinerarios de los barcos, lo que baja su capacidad porque no pueden hacer la cantidad de viajes que hacían en situación normal, lo que ha provocado serias dificultades en la cadena logística, ya que hay un 20% más de carga y solo se está supliendo entre un seis o siete por ciento más de cantidad de transporte.

“O sea, todo esto tiene un significado enorme, no solamente en la entrega puntual, si no que los costos de los productos se están incrementando debido a que no hay suficiente en el mercado, no están llegando a tiempo, y no van a poder llegar a tiempo por un buen tiempo más, yo entiendo que esto va a durar posiblemente un año más”, reiteró Heinsen.

Sostuvo que eso se debe a la clase de inversiones que se deben hacer en las terminales para trabajar el volumen que se está experimentando en la actualidad, ya que se necesitan más grúas, muelles, y eso no se hace de la noche a la mañana, porque los dueños de barcos tienen que ordenarlos, y han ordenado ya desde hace un año, pero ese medio de transporte no se construye en ese tiempo.

“A parte de que, cuando muchos navieros van a y quieren ordenar barcos, están llenos ya las empresas constructoras, y tienen que esperar el tiempo para que le den el chance a cada uno para obtener el barco que necesita, y eso va a durar mucho tiempo, todos los astilleros hoy en día están ocupados por los próximos 18 meses”, explicó.

Aclaró que la capacidad de producción que los astilleros pueden hacer no abastece la demanda actual, lo que implica que esa situación se mantendrá por un buen tiempo y no será exclusivo del periodo navideño.

“Estamos viendo en algunos puertos de los Estados Unidos ciertos colapsos, a tal punto que el presidente Joe Biden ha tenido que intervenir para que los puertos trabajen 24 horas, siete días a la semana, se está moviendo una buena cantidad, pero en la costa Oeste de Estados Unidos hay, de un día para otro, 30 barcos esperando, embarcaciones muy grandes, que significan un volumen sustancial, y esperan una o dos semanas para poder entrar al puerto”, lamentó.

Acotó que la cadena de suministro está trabajando, pero no está llevando a cabo sus expectativas y por eso es la crisis, y aunque no va a ver un colapso porque hay un movimiento, y puso como ejemplo que los barcos que no pueden ser manejados en Washington y California donde están los puertos principales, lo están desviando a otros lugares, básicamente a Savannah.

“Tengo mucho tiempo en este negocio y nunca había visto una situación como esta”

Teddy Heinsen es un naviero que tiene muchos años vinculado al transporte de mercancías a nivel internacional y confiesa nunca haber visto una situación como la que se vive en la actualidad.

“Yo tengo mucho tiempo en este negocio y nunca había visto una situación como esta”, reflexiona el presidente de la Asociación de Navieros de la República Dominicana.

Explicó que lo usual en el negocio naviero es que haya una sobre oferta de barcos, y eso ha pasado por mucho tiempo, cuando los fletes se mantenían a bajo costos, a tal punto que lo que cuesta hoy 15 mil dólares, antes costaba mil 500 dólares.

Sostuvo que, previo a la crisis del Covid había una sobre oferta de transporte marítimo, e inclusive muchas líneas marítimas en los últimos diez años han quebrado, o han sido adquiridas por las más grandes, porque no podían mantener sus barcos transportando a los niveles de fletes que existían en ese momento.

“Todo esto ha cambiado de repente, debido a la oferta y la demanda, hace diez años la oferta de transporte marítimo excedía la demanda de cargas, hoy en día es lo inverso”, argumentó Teddy Heinsen.

Indicó que todo eso ha sido consecuencia de la pandemia, y desde la Asociación de Navieros de la República Dominicana, hace un año que estuvo informando a la prensa y a otros sectores de la economía de que la situación que estamos viviendo iba a pasar, y seguirá pasando por un tiempo más largo todavía.

Sugirió a los sectores productivos buscar otros países para comprar sus mercancías que no sea en China, y que se establezcan negocios con Centroamérica, México y el Caribe, ya que Europa Sudamérica y hasta Canadá provee productos que se están adquiriendo en el país asiático, y que en realidad República Dominicana los puede adquirir en las naciones antes mencionadas.

“Tenemos que hacer más de lo que estamos haciendo para poder salir de esta crisis sin estragos que afecten, principalmente a la población”. Exhortó.

Inseguridad por bandas criminales impide transportar contenedores hacia Haití por vía terrestre

La situación de inseguridad que están provocando las bandas criminales que operan en Haití ha motivado que se suspenda el envío de contenedores por vía marítima a la vecina nación.

“En cuanto a lo marítimo se refiere había un buen volumen de carga que se descargaba en puertos dominicanos y se llevaba en tránsito hacia Haití, esto más bien ha sido frenado por la situación actual, no hay seguridad para el transporte del chasis y el contenedor, y menos para la mercancía que tiene que ser entregada en su destino final, que es Puerto Príncipe”, subrayó.

Lamentó que en un espacio tan corto, desde la frontera hasta Puerto Príncipe, las navieras no puedan transportar sus mercancías hacia la capital haitiana.

“Yo creo que todo lo que llega Haití ahora tiene que irse vía el Puerto de ese país que recibe cargas muy limitadas, y buques muy limitados en tamaño.

Dijo que esa es una situación, que hasta que no experimente algún tipo de progreso en la seguridad del vecino país, no podrá cambiar.

Recordó que el negocio principal de Haití, en cuanto a transporte se refiere, se origina aquí en la industria nacional que sus productos son vendidos en la vecina nación y, consecuentemente, lo transportan vía terrestre hacia su destino final.
Share on Google Plus

AlMismoTiempo.com

0 comentarios:

Publicar un comentario

CONTACTOS

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *