La Alianza por la Democracia muestra preocupación por los gastos de campaña y origen de recursos

SANTO DOMINGO. -Al participar este lunes en las vistas públicas del Congreso Nacional para reformar de la Ley Electoral 15-19, la Alianza por la Democracia (APD) planteó que haya más control y fiscalización en los gastos de campaña, pero, sobre todo, que se investigue el origen de esos recursos.

“El dinero tiene un peso decisivo en el sistema político electoral dominicano”, dice la organización aliada al PRM. La APD cree que esto permite ejercer una influencia determinante en lo electoral hasta el punto de poder condicionar o influir en la elección de los representantes o autoridades.

Señalan que, aunque la Constitución y las leyes postulan la igualdad de los ciudadanos, en el ejercicio político esta realidad es desmentida por los hechos.

Sostienen que uno de los principales desafíos que enfrenta el país para contar con un sistema político electoral que permita el fortalecimiento efectivo de la democracia institucional se encuentra en el control y uso de los recursos en los sistemas partidario y político electoral.

En los hechos, la mayor parte del dinero utilizado en estos sistemas no es contabilizado y escapa al control de las autoridades electorales.

Benito Vidal, Miguel Ferrera y Junior Decena. Delegados de la Junta Central electoral por la APD, afirman que en la República Dominicana el que dispone de más dinero y, por ende, gasta más, tiene infinitamente mayores posibilidades de hacer elegir sus candidatos en las justas electorales.

Los dirigentes políticos ven que uno de los principales esfuerzos que deben ser realizados para fortalecer la institucionalidad democrática reside en el control de los recursos.

Prosiguieron que, sin ello, el proceso democrático será siempre más formal que real.

Entienden que la ley no es lo suficientemente explícita en cuanto a la necesidad de establecer un control sobre el gasto y los vacíos de la ley son utilizados para obviar esta necesidad.

Pero de algo están claros los políticos de la APD, es que el control de los gastos partidarios y de campaña tienden a ser interpretados en sentido estricto, lo que permite dejar fuera de éstos los realizados por movimientos, grupos o personas, supuestamente independientes, que son utilizados como mampara.

A lo anterior se suma la falta de interés por desarrollar métodos y procedimientos de control de gastos a nivel reglamentario, lo que contribuye a dejar campo libre al uso ilimitado y discrecional de los recursos a disposición de los actores políticos.

Inequidad del sistema

Explicaron que en adición al enorme gasto que realizan determinados partidos, los más dotados en recursos, de cualquier fuente de que se trate en detrimento de los demás, y a su falta de control, se agrega la inequidad misma del propio sistema, que opera para asegurar la reproducción de los partidos hegemónicos evitando las competencias y el surgimiento de nuevas fuerzas políticas.

Share on Google Plus

AlMismoTiempo.com

0 comentarios:

Publicar un comentario

CONTACTOS

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *